La empresa Aguas de Corrientes continúa trabajando en la extensión de cañerías para brindar servicio de agua y cloaca a más ciudadanos de Curuzú Cuatiá. El mes pasado se realizaron obras de saneamiento en diferentes barrios, mejorando la calidad de vida de más de 300 habitantes.

En el barrio Yagua Rincón en las calles Matheu y Larrea y en el barrio Sarmiento, en las calles Pueyrredón y Vieytes, se instalaron 780 metros de cañerías a lo largo de siete cuadras, incorporando de este modo al servicio de desagüe cloacal a 74 familias. Por otro lado, en el barrio Tunquelen Nueva Unión, donde viven familias con muy bajos recursos se incorporó al servicio de agua potable a 35 habitantes. En ese asentamiento, los vecinos tenían que tomar el agua para asearse y cocinar de una canilla pública. Ahora su vida cambio radicalmente ya que tienen el agua potable en sus casas. Durante el trabajo, las cuadrillas de la empresa instalaron 100 metros de caños de PVC de ¾ y se le incorporó a cada conexión un medidor, logrando que cada uno tenga su servicio medido en su domicilio. Aguas de Corrientes continúa ampliando las redes para brindar servicio a más habitantes. En Curuzú 38.250 habitantes tienen acceso al servicio de agua potable, mientras que 31.580 ciudadanos tienen acceso a las redes de desagüe cloacal.

 

Adjuntos