<P>El martes a la noche en el barrio La Olla la empresa Aguas de Corrientes junto a Barrios de Pie realizó un acto para lanzar la obra de extensión de agua potable. Se instalarán 350 metros de cañerías, que beneficiarán a 100 familias. Con esta obra, todos los vecinos del asentamiento tendrán acceso al servicio.

El acto se realizó en la puerta de la casa de la referente del barrio María Trinidad Videla, en la calle donde el viernes a la tarde empezarán las tareas de zanjeo para instalar las cañerías.
Durante el acto, el dirigente de la organización Social, Diego Vigay señaló que “todo el barrio La Olla ahora va a tener agua potable, de este modo se cumple con este derecho tan necesario para vivir”.
Destacó además que “hay posibilidades de trabajar en otros barrios y localidades, pero esto tiene que ver con las posibilidades materiales y que los vecinos se sumen voluntariamente con su trabajo porque es tarea conjunta”.
Por su parte, el gerente comercial de Aguas de Corrientes, Pablo Langus dijo: “Hace un tiempo venimos trabajando en conjunto con barrios de Pie y ahora queremos que trabajemos en conjunto para terminar la obra lo antes posible y que puedan gozar de agua potable”.
En tanto la referente del barrio explicó que “faltaban estas pocas cuadras para tener agua potable y gracias a esta obra ahora todo el asentamiento tendrá el servicio”.
Este trabajo se hace mediante un convenio, donde la empresa provee de los materiales y la dirección técnica, mientras que los vecinos y la organización realizan los trabajos de zanjeo.
Al finalizar el acto, los directivos de Aguas de Corrientes entregaron picos y palas para que puedan realizarse los trabajos igual que en los barrios San Jorge II y en Mendoza al Sur.
El barrio La Olla es el sexto asentamiento donde ambas organizaciones trabajaron para llevar agua potable a los vecinos.  Mediante este convenio el agua potable ya llegó a 250 familias de los  barrios Zapadores y Las Flores de Paso de los Libres; y en Capital en el San Jorge II y el Costa Esperanza.
Mientras que se continúa trabajando en la instalación de 500 metros de cañerías en la zona de Mendoza al Sur, donde hasta ahora se hizo el 60% de las tareas.
Cuando finalice esta obra y la del barrio La Olla en total se incorporarán 1500 personas al servicio de agua potable.


 

Adjuntos