La empresa Aguas de Corrientes finalizó el martes pasado la obra de extensión de agua potable en el Barrio Primera Sección Loma de esa ciudad. Se instalaron 650 metros de cañerías beneficiando a 20 familias de este barrio carenciado.
La obra que se realizó en una semana, consistió en la instalación de 650 metros de cañerías y se realizó mediante un convenio entre la Municipalidad de Saladas y la empresa. La intendencia en manos de Daniel Alterarts, se hizo cargo de la mano de obra y de las maquinarias y Aguas de Corrientes entregó los materiales para realizar el trabajo. Estas tareas son parte del plan de trabajo que lleva adelante la concesionaria del servicio en diferentes localidades de la provincia.

Adjuntos