La oceanógrafa Silvia Otaño que trabaja en el Laboratorio Central de Aguas de Corrientes publicará en una revista internacional, un artículo científico representando a Argentina.
El trabajo se titula “Cianobacterias y Cianotoxinas: Identificación, Toxicología, Monitoreo y Evaluación del Riesgo en Argentina”, y cuenta la experiencia que vive nuestro país ante la aparición de floraciones algales en sus diversos cuerpos de agua. Este trabajo formará parte de un compilado de notas de especialistas de diferentes partes del mundo titulado “Actuales enfoques a la evaluación y manejo del riesgo de cianotoxinas y regulaciones en diferentes países”.
La nota fue elaborada por un grupo de profesionales de la Argentina, entre la  que se encuentra Silvia Otaño de Aguas de Corrientes; Graciela Salerno de la Fundación para Investigaciones Biológicas Aplicadas-CONICET; Marcia Ruiz del Instituto Nacional del Agua (INA-CIRSA), Córdoba; Anabella Aguilera y Ricardo Echenique de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).
En un fragmento de la crónica científica se expresa que “en los últimos años se ha observado un aumento en la aparición de floraciones cianobacterianas en distintos sistemas fluviales de la Región Sur de Sudamérica (llamada CONOSUR). Con esa preocupación en los años 2005, 2007, 2008 y 2010 fueron organizados talleres interdisciplinarios denominados “Talleres de Cianobacterias Toxígenas en el CONOSUR”, con el objetivo de encontrar estrategias multidisciplinarias para determinar los alcances e impactos de las floraciones a fin de desarrollar medidas de prevención y manejo de sus riesgos”.
“Estas reuniones permitieron intercambiar experiencias frente al problema de la presencia de cianobacterias y cianotoxinas en aguas en diferentes partes de Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay, y generaron la elaboración de guías–teórico prácticas de manejo y monitoreo de algas nocivas”, relata otro extracto del artículo que será publicado en una revista Alemana.
Aguas de Corrientes cuenta con experiencia en esta problemática, ya que durante varios veranos se desarrollaron floraciones algales en el río Uruguay, donde la empresa toma el agua para abastecer a tres localidades.
En la publicación también se aclara que “las directrices argentinas para la calidad de agua están bajo revisión, y hay un fuerte movimiento entre los investigadores y algunas autoridades gubernamentales para incluir a las cianobacterias y cianotoxinas como nuevos parámetros a ser considerados”.
Este artículo es de suma importancia por su trascendencia internacional y porque representará a Argentina en un compilado realizado por especialistas de otros lugares del mundo.

Adjuntos