En el marco de su plan de inversiones, Aguas de Corrientes puso en funcionamiento una estación de rebombeo en el predio de la ex Rural de Goya, con el fin de mejorar las presiones en la zona sur de la ciudad.
La reserva se está utilizando desde enero de este año teniendo en cuenta la temporada de verano; pero los trabajos de preparación se iniciaron en noviembre de 2010.
Para que funcione adecuadamente, desde el área técnica se realizaron varias tareas como la limpieza y desinfección del tanque, obras civiles y electromecánicas en el predio. Además se instalaron nuevas bombas de impulsión, válvulas y accesorios para redistribuir el agua potable en esa zona de la ciudad.
Esta cisterna tiene una capacidad de 2.000 metros cúbicos de agua potable y por el momento, atiende al 20% de la población de la segunda ciudad de la Provincia; pero está previsto que el área de servicio se amplíe al 40% de la localidad.
Para realizar el control de la cisterna, se instaló un moderno sistema de monitoreo computarizado, de manera tal que el personal puede desde la planta potabilizadora observar las variaciones en el caudal, la presión y la calidad del agua, y en consecuencia realizar los ajustes que sean necesarios.
En Goya, Aguas de Corrientes produce 20.800 metros cúbicos diarios de agua, que al finalizar el proceso de potabilización se almacenan durante algunas horas en un tanque elevado y una cisterna que se encuentra en la planta potabilizadora. El resto se distribuye mediante cañerías a los hogares, y a través de un acueducto se traslada a la nueva reserva ubicada en el predio de la ex Rural de Goya para redistribuir el agua en la zona sur.
La empresa trabaja para atender las demandas de la población, previendo tareas ante su crecimiento constante. Con la incorporación de la nueva reserva, se logró durante el verano, que es la temporada de más alta demanda, optimizar y mantener las presiones de agua en esa zona de la ciudad.

Adjuntos