1) Recolección y Transporte

Luego de que usamos el agua potable se convierte en efluente cloacal. Dicho efluente es colectado por las cañerías que existen en cada hogar y finalmente es evacuado a cañerías colectoras ubicadas en las calles o veredas. Desde allí es trasladado a la planta de tratamiento compuesta por lagunas de estabilización (piletones artificiales) que permiten su recuperación.
Respecto al efluente cabe aclarar que también se lo conoce como agua residual, líquido cloacal, agua negra y agua servida Además, contiene materia orgánica (proviene de las aguas de los baños, del lavado de los servicios de cocina o alimentos, de la limpieza del hogar) y microorganismos patógenos (gérmenes que provocan daño a la salud y que se van eliminando en cada laguna).

2) Depuración en lagunas primarias

Las lagunas primarias reciben el efluente cloacal crudo (sin tratamiento), entonces comienza un proceso biológico (una acción realizada por organismos vivos) conocido como autodepuración efectuado por bacterias que viven en ellas.
Las bacterias se alimentan de la materia orgánica que contiene el efluente y de esa forma lo van limpiando, pero aún quedan microorganismos por eso es trasladado a las lagu-nas secundarias.

3) Depuración en lagunas secundarias

De la cámara de dispersión, la masa líquida pasa a los floculadores. En esta fase se produce el acondicionamiento de los coágulos (también llamados flocs), es decir la floculación.
La floculación consiste en la formación de coágulos de gran tamaño y de peso específico superior al agua, por medio de agitadores mecánicos o hidráulicos que se mueven a velocidades bajas durante un tiempo adecuado. De este modo se facilita la decantación.

4) Volcamiento

Después de atravesar las diferentes lagunas de estabilización, el agua es devuelta a su fuente natural.

Adjuntos