En el marco del plan de inversiones que lleva adelante la empresa Aguas de Corrientes, se inauguró la primera etapa de extensión de 2.000 metros de cañerías de agua potable y desagüe cloacal, que benefician en este momento a 16 familias.
Al finalizar la obra, que está en ejecución, se van a instalar en total 4.680 metros de cañerías, y se incorporarán al servicio de agua potable y cloaca a 616 habitantes.
Participaron del acto miembros de la Defensoría del Pueblo, vecinos y personal de Aguas de
Corrientes. Bendijo la obra el padre Ricardo Stegelman.

Adjuntos