1. Recolección y transporte

Luego de que usamos el agua potable se convierte en efluente cloacal. Dicho efluente es colectado por las cañerías que existen en cada hogar y finalmente es evacuado a cañerías colectoras ubicadas en las calles o veredas. Desde allí es trasladado a la planta de tratamiento de tipo lodos activados que permiten su depuración.

Al efluente cloacal también se lo conoce como agua residual, líquido cloacal, agua negra y agua servida. 

El lodo activado es un barro biológico pues está constituido por seres vivos microscópicos.

El efluente cloacal contiene materia orgánica y microorganismos patógenos.

La materia orgánica proviene de las aguas de los baños, del lavado de los servicios de la cocina o alimentos, de la limpieza del hogar.

2. Desarenación

El efluente que ingresa a la planta contiene arena y otras partículas – por eso pasa por el desarenador. En este dispositivo se realiza la decantación, es decir se separa la arena del efluente cloacal.

3. Carrousel

El efluente desarenado ingresa al carrousel donde se encuentran los aireadores que le introducen oxígeno y lo mezclan con el lodo activado, ocasionando que los microorganismos se alimenten de la materia orgánica.

Una vez que el efluente pasa por el carrousel contiene lodos por eso es trasladado al sedimentador.                           

El carrousel es una pileta artificial compuesta por grandes turbinas conocidas como aireadores.

4. Sedimentación

Cuando el efluente llega al sedimentador (pileta artificial cilíndrica) los lodos que contiene se depositan en el fondo.

Los lodos son retirados por los barrefondos y una parte regresa al carrousel. Los lodos en exceso son enviados al espesador donde se disminuye la cantidad de agua que poseen, para luego se trasladados a las playas de secado en las cuales se deshidratan.

Mientras, el efluente sale desde la superficie del sedimentador por rebose, para encaminarse hacia la cámara de cloración.

Los barrefondos son palas alargadas que barren circularmente el fondo del sedimentador y ayudan a retirar el lodo.

El espesador es una pileta cilíndrica de fondo cónico con un brazo giratorio.

Las playas de secado son cámaras que contienen capas de arena y piedras de diferentes tamaños que actúan como filtros del lodo que ingresa. El agua que queda al filtrar dicho lodo es recogida por cañerías que se encuentran en el fondo de las playas.

5. Cloración

Para completar el tratamiento el efluente ingresa a la cámara de cloración donde se le agrega cloro, sustancia que destruye los organismos patógenos que pueden causar enfermedades y que no fueron eliminados en las etapas anteriores.

6. Volcamiento

Después de atravesar las distintas etapas, el agua es devuelta a su fuente natural con parámetros similares al cause receptor.  

Adjuntos