Las conexiones son el tramo de cañería comprendida entre la red pública de distribución de agua potable y la línea municipal, generalmente donde está el medidor.

Los inmuebles situados dentro del área servida por Aguas de Corrientes para conectarse a la red, deben instalar a su cargo los servicios domiciliarios internos y mantener en buen estado las instalaciones.

También corre por cuenta del cliente el costo de la conexión y de las instalaciones internas, y la renovación de la conexión una vez vencida su vida útil.

Las conexiones domiciliarias son de hasta 13 milímetros de diámetro. Sin embargo pueden solicitarse conexiones de diámetros superiores en caso de necesidad.

Fechas Importantes

Adjuntos