Los efluentes que las industrias y comercios especiales vuelcan a la red de desagües cloacales tienen grasas, aceites y barros que producen problemas en las cañerías. Obstrucción de las redes, desbordes en la calle y en los domicilios, y malos olores, son algunos de los problemas que se pueden acarrear si no se controla la calidad de los residuos que producen.

Las industrias y los comercios especiales como las estaciones de servicios, casas de comidas o talleres mecánicos vuelcan a la red de desagües cloacales líquidos residuales que incumplen con los estándares de calidad exigidos por la legislación vigente. Estos efluentes contienen barros, arenas, grasas y aceites que provocan obstrucciones en las cañerías, desbordes en la vía pública y en los domicilios, y olores que atentan a la calidad de vida de los vecinos.
Buscando responder eficazmente a los reclamos de los usuarios, Aguas de Corrientes lanzó un programa para detectar y controlar estos establecimientos, en cada localidad donde brinda el servicio.
Hasta el momento, se registraron en la Capital 2000 industrias y establecimientos especiales; mientras que en Goya, Bella Vista, Mercedes, Curuzú Cuatiá, Santo Tomé, Paso de los Libres y Monte Caseros se censaron 159 establecimientos especiales que son controlados periódicamente.
Para que estos tipos de establecimientos puedan disponer del servicio de desagüe cloacal los efluentes que generan deben cumplir con los requisitos de calidad establecidos en el Decreto 2384/94 y adecuar todas las instalaciones y tratamiento de depuración de efluentes residuales a los efectos de convertirlos inocuos, según lo establece la ley 3979.
El objetivo de la tarea que está llevando adelante Aguas de Corrientes hace ya dos años en la Capital y en el interior, es disminuir al mínimo los problemas que pueden generarse en el servicio porque estos tipos de establecimientos arrojan barros, arenas y aceites en la red colectora.
Con el fin de lograr  el objetivo la gerencia de Calidad dictó un taller de capacitación sobre el Control de Vuelcos de Establecimientos Especiales e Industriales destinado a los jefes de explotación de todas las localidades donde brinda el servicio. Consistió en demostrar cómo realizar la tarea y los controles de los efluentes que desechan los establecimientos industriales y los comercios.
Por lo tanto, los empleados de la empresa, debidamente identificados están visitando los diferentes establecimientos para informar cuales son las condiciones para dar un tratamiento adecuado a los efluentes que generan para que cumplan con los requisitos de calidad que se exige y de ese modo eviten recibir multas, suspensiones del servicio o clausuras del local.

 

Adjuntos