Los vecinos del Barrio San Jorge 2 se reunieron junto a los representantes de Aguas de Corrientes y del Movimiento Barrios de Pie el jueves a la tarde para agradecer el trabajo en conjunto que permitió que hace cuatro días tengan agua potable en sus hogares.
La semana pasada cuando empezó la obra, la empresa entregó palas y picos a la organización que preside Diego Vigay, para que los miembros de Barrios de Pie y los vecinos realicen el zanjeo de cien metros para extender la red de agua potable que está beneficiando a 30 familias.
Es una barriada pobre con casas de chapa y cartón, algunas construidas de ladrillos, con calles de tierra formadas por el andar de los vecinos. Bajo un techo de paja, que funciona como salón de usos múltiples, escudados por una imagen del Gauchito Gil los vecinos recibieron a los representantes de Aguas de Corrientes y de Barrios de Pie.
Natalia, con un papel entre sus manos, pasó al frente para dar el discurso que había preparado. Apenas unas líneas que decían mucho y con la voz entre cortada agradeció el esfuerzo de la empresa, la organización social y sobre todo de los vecinos que se unieron para realizar esta tarea conjunta.
El gerente comercial de Capital, Raúl Arana destacó el trabajo en conjunto con Barrios de Pie y el compromiso de la gente para mejorar su condición en el ámbito donde vive. Aunque resaltó que “ahora que tiene un servicio de calidad deben cuidar el agua para que todos tengan la mejor calidad”.
Por su parte, Vigay remarcó “la participación de los vecinos y de la empresa que cumplió con lo pactado”.
Norma, otra vecina del barrio dijo que destacó además que “ahora los vecinos están más unidos y nuestra vida mejoró”.
Vale recordar que este proyecto empezó en una mesa de trabajo formada por ambas instituciones donde Barrios de Pie planteó varias necesidades como la de extender la red de agua potable a diferentes barrios y además, incluir a indigentes al Fondo de Asistencia al Consumo de Carenciados y Obras de Emergencia (Faccoe).
En consecuencia, se realizó un estudio de factibilidad de obra en el barrio San Jorge II en base a los planos y al censo presentado por el Movimiento. De este modo, los militantes del barrio hicieron la apertura del zanjeo; mientras que la empresa se hizo cargo de los caños y las conexiones domiciliarias.
Esta obra marca el primer paso del trabajo que se inició en una mesa laboral entre Aguas de Corrientes y Barrios y continuará con otros barrios durante el primer semestre del 2008.

Adjuntos