La Municipalidad de Paso de los Libres realizó mejoras en los servicios públicos en el barrio Nueva Esperanza. Mediante un convenio con Aguas de Corrientes se realizó la extensión de 1.200 metros de cañerías que beneficiarán a cien hogares.
Cerca de 400 vecinos del barrio Nueva Esperanza, de Paso de los Libres, tienen desde la semana pasada agua potable en sus hogares. La barriada esta compuesta por más de cien viviendas precarias, que hoy tienen además alumbrado público y la instalación domiciliaria eléctrica.
Esta obra vino a cambiar la vida de sus habitantes, por eso cuando se inauguraron los trabajos en el barrio hubo prácticamente una fiesta. Sólo sonrisas se veían en los rostros de los niños y adultos que vieron su sueño hecho realidad.
Los trabajos que se realizaron implicaron la instalación de 1200 metros de cañerías de agua potable en las  manzanas que integran las cien viviendas adónde se realizaron las conexiones domiciliarias.
Cabe resaltar que Aguas de Corrientes realizó un convenio con la Municipalidad, a partir de cual la firma se comprometió a entregar los materiales requeridos para poner en marcha las tareas, mientras que la Comuna se ocupó de la mano de obra y de las maquinarias.
Al inaugurar la obra estuvo presente el intendente, Eduardo Vischi y representando a Aguas de Corrientes, el Jefe de Producción, Marcelo Blanc, el Jefe Comercial, Eduardo Borda y el supervisor de Urbatec, Jorge Medina. Vischi resaltó la importancia de la obra para los 400 vecinos que viven en el barrio Nueva Esperanza.
Debido al éxito de esta tarea, la empresa continuará trabajando junto a la Municipalidad, para realizar trabajos similares en otros sectores de la ciudad donde aún no llega el agua potable.

Adjuntos