1) Que el tanque esté totalmente lleno. Luego cerrar las llaves de paso al tanque (de entrada y ajada al domicilio) y abrir la llave de desagüe del tanque dejando escurrir hasta que queden 20 cm de agua.
 

2)  Limpiar el fondo las paredes y la tapa del tanque con escoas y cepillos. Sólo use agua NUNCA use un cepillo de metal ni ningún elemento como detergente o jabón.
 

3)  Abra la llave de desagüe del tanque domiciliario ayudarse con el cepillo y agua residual para eliminar totalmente los residuos manteniendo la llave de desagüe aierta.

4) Cerrar la llave de desagüe. Cargar el tanque con agua limpia hasta la mitad de su capacidad. Agregar una taza de lavandina concentrada (100 ml) cada 500 litros de agua mezclar con una pala perfectamente limpia y completar el tanque hasta su capacidad máxima con agua limpia.

5) Abrir las canillas alimentadas por el tanque y dejar correr un poco hasta percibir el olor a cloro. Cerrar, tapar el tanque y dejar actuar entre 3 y 24 horas. Durante ese tiempo NO consumir agua.

6) Transcurrido el plazo abrir la llave de desagüe en forma lenta y dejar escurrir el contenido totalmente. Luego cerrar la llave de desagüe y abrir las llaves de entrada al tanque y bajada al domicilio, dejando todas las canillas de la casa abiertas hasta tanto el gusta de la lavandina que pueda tener el agua desparezca. No olvidar colocar la tapa reglamentaria.



Recomendamos limpiar su tanque una vez al año. Aguas de Corrientes garantiza la calidad del agua hasta el ingreso a su domicilio y aconseja mantener en buen estado las instalaciones internas de la red domiciliaria.




Fechas Importantes

Adjuntos